Apasionado de la gastronomía tradicional, ferviente defensor de la comida italiana, el tomellosero Jesús Marquina se propuso el reto de llevar la alta cocina al mundo de la pizza. Ingenio y creatividad no le faltan a este manchego en la mágica combinación de ingredientes; capaz de conjugar sabores tan dispares sorprendiendo al comensal con pizzas de toques manchegos.

Para este campeón mundial de la pizza en cinco ocasiones, como siempre, el secreto está en la masa; y eso se percibe ya en el primer bocado, con la textura suave de una masa fina, ligera y fundamental como base. Marquina ha sabido adquirir la maestría italiana encontrando el punto a las harinas, el control de fermentación  y los grados de cocción del propio horno. Napolitanos, romanos y sicilianos se rinden hoy ante la genialidad de este Quijote de la Masa.

Su preocupación por hacer de la pizza un plato gourmet le motiva a trabajar en pos de la calidad desde el primer momento. Imaginación al poder, hemos buscado en este reportaje armonizar los vinos DO La Mancha con sus pizzas.

I  maridaje: Blanco airén

Ingredientes: mozzarella, queso gorgonzolla, pera y pepitas de granada

“Buscamos equilibrar la pera con el gorgonzolla que es más suave y todo ello en boca con el blanco deja un resultado genial”

II maridaje: Tinto joven tempranillo

Ingredientes: solomillo de ternera, salsa española, mozaarella, aceite de oliva virgen extra y rúcula.

“Me recuerda en sabor a los tiempos jóvenes cuando en Madrid me comía un pepito de ternera. Con tinto joven alcanza un punto muy suave e interensante”

III maridaje: Tinto crianza tempranillo

Ingredientes: higos, foie, demiglace y mozzarella

“Hemos puesto una pizza más contundente para un vino reserva que dejara un retrogusto muy interensante”.

Un viaje a la cocina mediterránea en una vieja trattoria italiana, sin salir de La Mancha. Buon Apettito !!!!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here