Aromas ye texturas de verano

Llevamos casi un mes disfrutando de la época más placentera del año: el verano. Estación vacacional por excelencia y que ansiamos durante todo el año.

Las altas temperaturas, el sol radiante y la sequedad del ambiente gusta y disgusta a partes iguales. Sin embargo, la mayoría coincidirán en que los mejores recuerdos de su infancia, bueno, de todas las etapas de la vida, se gestan en verano.

verano y vino, la selección perfecta

Alguno de esos recuerdos son olvidados a lo largo de los años, pero existen señales sensoriales que nos transportan al pasado; texturas y aromas tan agradables como seductores.

A continuación, os mencionaremos algunos de ellos, además de proponeros su maridaje perfecto para disfrutar aún más de los 5 sentidos; por supuesto, con vinos de la Denominación de Origen La Mancha.

Ahí va una selección de los aromas y las texturas más peculiares del verano maridados con vino.

Aromas de verano y el vino perfecto

Viña nublada

¿A qué huele el verano? Se trata de una pregunta con tantas respuestas como personas la respondan. Sin embargo, hay algunos de ellos con los que la mayoría coincidiréis.

Aroma a tierra mojada

El verano no es solo un sol radiante continuo; a veces, las sofocantes temperaturas nos dan un respiro gracias a los chaparrones veraniegos. Un oasis de frescura que muchos ansían y consiguen deleitarnos con su característico olor a tierra mojada.

¿Cómo mejoramos esta agradable sensación? Nosotros os recomendamos salir al fresco a disfrutar de un buen libro y un syrah de La Mancha. Y es que los tintos también saben muy bien en el verano.

Aroma a romero y tomillo

Otro de los grandes olores del verano los encontramos en los montes, montañas y serranías aledañas a nuestras localidades. ¿Quién no recuerda tardes en bicicleta o paseando por el campo con sus amigos de la infancia?

Los recuerdos son tan absorventes, que merecen la pena ser rememorados. Ponte en contacto con tus amigos y amigas de la niñez y vuélvelos a vivir. Lleva contigo un picoteo con los mejores quesos y embutidos del pueblo y acompáñalos con un garnacha manchego ¡No permitas que tus recuerdos se queden en el olvido. ¡Vívelos!

Aroma a dulces recién hechos

Ya sabéis que quién tiene un pueblo, tiene un tesoro. Y eso es uno de los grandes atractivos de La Mancha. Incluso, aunque hayáis vivido en las grandes capitales de la región, el ambiente cercano y amable que nos caracteriza, nos ofrece las mejores ventajas de los pueblos.

Por ello, es inevitable que, al pasar cerca de una panadería tradicional, acabemos recordando los dulces recién hechos que nos hacían nuestras queridas abuelas. También los copiosos desayunos, recién sacados de la panadería, que nos hacían despejar el sueño con solo olerlos.

Todavía podemos recrear una buena merienda o almuerzo con la familia deleitándonos, entre otros, con rosquillas,  miguelitos y bizcocho. Y si lo acompañamos con un vino moscatel de la D.O. La Mancha, mejor que mejor.

Texturas del verano y el vino perfecto

Texturas de verano

 

Otros de los grandes atractivos de la estación más calurosa del año son las sensaciones obtenidas por el tacto. No hay nada más agradable que dar tregua a nuestra piel recordando las mejores sensaciones que nos producen algunas texturas. Ellas también nos hacen transportarnos al pasado.

Agua fresquita

Con el frío gélido del invierno, ¿cuántas veces no anheláis un buen baño? Ya sea en el río, en la piscina o en cualquier otro lugar, no hay nada mejor como el primer chapuzón del año. ¡Qué sensación más agradable!

¿Y si acompañamos esos buenos momentos con una copa de vino? Sentados o recostados en una tumbona o hamaca mientras nos tomamos un pincho de tortilla de patata (con o sin cebolla) y un buen rosado tradicional de La Mancha. ¿Hay algo mejor?

Ropa de cama fresca y ligera

Otro de los grandes placeres del verano está en nuestro dormitorio y alcanza su máximo esplendor con nuestras queridas siestas del verano. Un placer digno de los dioses del Olimpo y al alcance de (casi)todos.

Después de una agradable comida acompañada de un airén de La Mancha a baja temperatura, una siesta a la fresca, con sábanas ligeras y recién puestas, te darán alegría para toda la jornada. Todo un placer para nuestros sentidos, que ya quisieran disfrutar en muchos otros lugares.

Los manjares del huerto

¿Has podido disfrutar, alguna vez, de comerte un tomate recién cogido de la huerta? Todo un bocatto di cardinali solo apto para el verano. En su defecto, tampoco es nada menospreciable probarlos poco tiempo después de su recolección.

Y es que no existe comida más célebre en verano que las verduras y hortalizas de temporada. Alimentos muy ligeros que ofrecen numerosas posibilidades gastronómicas. ¿Y si invitamos a nuestros amigos a un buen moje manchego y a una parrillada de verduras? Este plan no defraudará ni a lo más sibaritas; además, si acompañamos el banquete con un sauvignon blanc de la D.O. La Mancha, te aseguramos que te convertirás en el anfitrión más preciado.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here