Buen rollito, amiguetes, tapeo, un local agradable con servicio profesional, apetito, algo de sed y sobre todo calidad, humana y de los productos claro… ¿El ambiente perfecto, verdad? Aunque nos sumamos en la cansada rutina o seamos un poco esclavos del tiempo y las prisas, es importante cuidar a los nuestros y a nosotros. Todo esto no precisa mucho tiempo. Aprovecha ese gran tesoro y descorcha un vino de La Mancha.

Las barras Españolas tienen algo especial. Nos encanta beber bien y acompañarlo de manjares. En la mayoría del territorio nacional te sirven un aperitivo con la consumición y suele ser algo rico, como los calamares de la foto, que es un pincho común por mi tierra manchega. Son un tapeo rico y que armoniza divinamente con el vino.

Maridaje

Los mejores acompañantes de esta receta son los vinos jóvenes sin duda. Por su frescura y su juventud, yo recomiendo un blanco Airén o un rosado de Syrah. Esta tapa tiene algo de picante, por lo que marida perfectamente con ese toque suave de los blancos sin barrica.

Servicio

Tanto el blanco como rosado se degustan mejor si se sirven a temperatura baja, rozando los 10ºC pues esta acentúa sus aromas y toques más afrutados. En relación con la copa, una buena elección sería la copa tipo Burdeos, no obstante, una Saurtenes también podría guardar el preciado caldo.

Hazle caso al paladar y disfruta de La Mancha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here