El Pte. del Consejo Regulador impone la insignia de oro a Carlos Ayuso

Carlos Ayuso, de Bodegas Ayuso recibe la insignia de oro por su trayectoria como vocal dentro del Consejo Regulador.

 “Me marcho con cierta nostalgia pero dejando paso a las generaciones más jóvenes, que lo harán muy bien”. Con estas palabras, Carlos Ayuso Medina, recibía la insignia de oro del Consejo Regulador como reconocimiento a su trayectoria dentro del Consejo Regulador, al que se incorporó como vocal en 1996. No obstante, participó mucho antes de manera activa en la creación de su primer reglamento en el año 1976.

Una vida dedicada al vino

Sin embargo, su vinculación con el mundo del vino fue anterior, cuando en 1974 Carlos Ayuso se incorporó como Consejero Delegado al negocio familiar de Bodegas Ayuso, un proyecto fundado, en 1947 (Villarrobledo, Albacete) por su padre, Fermín Ayuso Roig, que decidió adentrarse en los vinos de calidad, como vanguardia de la Denominación de Origen La Mancha.

A mediados de los años 60, en plena ebullición y crecimiento del sector vitivinícola manchego, Bodegas Ayuso alumbra Estola, su marca santo y seña que durante décadas fue la  referencia en calidad de los vinos embotellados (de paso por madera) en la Denominación de Origen La Mancha.

Carlos Ayuso junto a representantes del Consejo Regulador
Carlos Ayuso junto a representantes del Consejo Regulador

No en vano, Bodegas Ayuso fue una de las pioneras en tener barricas en sus instalaciones, yendo más allá de la calidad y el potencial de los tintos jóvenes (tempranillo) y envidando su apuesta comercial por los vinos de guarda.

Estola marcó el rasgo diferencial de la calidad durante años en toda Castilla-La Mancha convirtiéndose en uno de los vinos más laureados con “50 medallas de oro en concursos nacionales e internacionales”.

Sus vinos pueden encontrarse en más de 40 países diferentes como ejemplo de la expansión comercial de La Mancha en las últimas décadas.

Tecnología, tradición y nuevos retos

Desde el respeto a la tradición vinícola en un municipio de raíces como Villarrobledo (hoy es el término municipal con mayor superficie de viñedo en la DO La Mancha), Bodegas Ayuso emprendió la senda del crecimiento dentro y fuera de nuestras fronteras desde la sólida inversión en bodega, abanderando la revolución tecnológica de las bodegas manchegas a finales de los años 80.

Fueron punteros en elaboraciones con fermentaciones temperatura controlada, constatando una calidad en el producto a precios competitivos que hoy configuran el buen posicionamiento de los vinos manchegos en los mercados exteriores.

En 2006, aparece Finca Los Azares, un vino “de alta expresión” que refleja toda la expresión del terruño manchego con una esmerada selección de las mejores uvas de una parcela determinada de la bodega.

Carlos Ayuso en los viñedos de Finca Los Azares
Carlos Ayuso en los viñedos de Finca Los Azares

Uno de los últimos hitos del que ha sido testigo Carlos Ayuso fue la remodelación y puesta en marcha de la nueva bodega, en julio del año 2014. Con una superficie de 60.000 m2 y una capacidad de almacenamiento total de 35 millones de litros, la firma Ayuso culminaba así la modernización de un proyecto diseñado para la industrialización vinícola del pleno siglo XXI, basado en dos conceptos: eficiencia y optimización del consumo energético junto a un contexto de sostenibilidad del medio ambiente.

 

En esta línea, de la mano del propio Carlos Ayuso, se enmarcan la consecución de los certificados IFS (International Featured Standart) o el de “Wineries for Climate Protection”.

Merecido descanso para una personalidad que ha estado ligada al vino en sus diferentes facetas.

En 1977, dedicó sus esfuerzos a la  creación de la Confederación de Empresarios de Albacete.

Un año después, en 1978 de la Federación Española del Vino (FEVIN), además de participar en la creación de la sociedad sin ánimo de lucro Ecovidrio, asociación encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envase de vidrio en toda España.

Su voluntad de cooperación, experiencia y dedicación llevaría también a Carlos Ayuso a estar en la fundación de  FIVIN (Fundación para la investigación del vino y la nutrición).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here