Carrillada de cerdo y bizcocho de zanahoria

Es la casquería un tema delicado en los Restaurantes, no hay término medio, o la adoran o la rechazan. Pero como en todo hay excepciones que confirman la regla, y el caso de la carrillada es una de esas distinciones que guisada de manos del Maestro Javier Chozas en la Escuela de Hostelería Toledo alcanza una textura que suele encantar a casi todos, suave, melosa y en este caso bien acompañada la:

Carrillada de Ibérico sobre bizcocho de zanahoria y quenelle de plátano

Las texturas de la carrillada, la pasta de plátano y el bizcocho de zanahoria son tan compatibles como enriquecedora la fuasión de ellas y sus sabores, curioso el detalle de plátano que realza los demás sabores intensos y perfectamente combinados, ahora bien, para alcanzar el rango de obra maestra recomiendo una copa de vino de La Mancha.

Mi primera opción es sin dudarlo un tinto de la variedad Cencibel por su compleja madurez y estupenda acidez moderada y si es envejecido en barrica, pues miel sobre hojuelas oiga! Y a  los que disfrutan de los vinos jóvenes les puedo recomendar un rosado joven a partir de la variedad de uva Garnacha, maduro, mineral y complejo.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here