guisobodas2013Es un placer comprobar como algunas iniciativas que se ponen en marcha, con el tiempo pasan a ser tradición de nuestra comarca manchega. Es el caso de las Jornadas del Guiso de bodas de Camacho, que se celebra anualmente cada otoño en la localidad manchega de Alcázar de San Juan y que implica a la mayoría de los establecimientos hosteleros de la localidad.

Las jornadas giran en torno a uno de los platos que aparecen en el libro “Don Quijote de La Mancha”: un guiso de gallina que se sirvió en las boda de Camacho y Quiteria. Pero no para los invitados, sino para la servidumbre de la Venta de Camacho, que aprovecharon de aquello que quedaba tras el festín de la boda. El presente guiso está basado en el relato del capitulo XX de la 2ª parte del Quijote:

“Todo lo miraba Sancho Panza […] Primero le cautivaron y rindieron el deseo las ollas, de quien él tomara de bonísima gana un mediano puchero; […] y así, sin poderlo sufrir ni ser en su mano hacer otra cosa, se llegó a uno de los solícitos cocineros, y con corteses y hambrientas razones, le rogó le dejase mojar un mendrugo de pan en una de aquellas ollas.”

Esta edición cuenta con un padrino de la misma localidad. Se trata del actor de teatro y cine Emilio Gavira. Además se ha comenzado a otorgar el premio “Camacho de honor” que para esta primera edición se ha decidido entregar a título póstumo a uno de los hosteleros de la localidad (Eusebio del Restaurante La Mancha) que desde hace años mantiene en su menú un suculento Guiso de bodas. Yo reconozco que el primer guiso de bodas (del que soy consciente) que probé fue el suyo y siempre estoy encantado de volver por allí a degustarlo.

Como el año pasado, se ha realizado promoción en Madrid. Nuevamente en el Rastrillo Nuevo Futuro, donde se pudo degustar un guiso de bodas solidario por un precio de 16 euros y que fue cocinado por hosteleros de Alcázar de San Juan.

bizcochaTras la bizcochada, tocan unos mantecados

Para esta edición se mantiene el precio de 14 €, que da derecho a la degustación de un guiso de bodas de Camacho, acompañado de queso manchego, lomo de orza y de un buen vino manchego. Para terminar, una bizcochá manchega, un mantecado y una mistela manchega.

El año pasado se alcanzaron unas 2000 raciones entre los 30 establecimientos participantes. ¿Se superarán estas cifras? Ya lo veremos.

@antonio_garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here