Desde el 11 hasta el 14 de abril, el recinto ferial de IFEMA acogé la vigesimoquinta edición del Salón Gourmets, una de las citas más esperadas por todos los amantes del buen buen beber y el buen yantar. Durante estos días, los asistentes podrán disfrutar de grandes sabores y suculentos manjares de Castilla-La Mancha.

Como no podría ser de otra forma, grandes empresas de productos de tradición castellano-manchega representan a la región en las bodas de platas de este salón. Estas han traído a Madrid sus productos, todos ellos de calidad, para dejar a más de uno boquiabierto.

La gastronomía regional maravilla a los asistentes

Productos tan típicos de La Mancha como la exquisita Miel de la Alcarria, protegida por su Denominación de Origen desde 1992, el Ajo Morado de las Pedroñeras, con su distintivo de Identidad Geográfica Protegida, o el azafrán de La Mancha de La Rosera no podían faltar a esta cita gastronómica.

Allí, con espacio propio, también se han dado cita los ricos embutidos y quesos manchegos de la mano de Jamones y Embutidos España, Esperanza del Castillo, Quesos Cesar, Quesos Gómez Moreno, Nico Jamones, Cárnicas Rimo, Cárnicas 7 Hermanos, entre otros.

El exquisito aceite de los olivos manchegos ha exhalado aromas afrutados en los stands de Valdezarza, la Heredad de Monteagudo y Valderrama. Por otro lado, las excelentes conservas de caza y otros productos han lucido palmito y sabor en Conservas La Alacena o La Ponderosa de Cuenca.

Otras industrias, como los aperitivos de Tapa, las cortezas Tendilla, las deliciosas empanadas, han querido estar presentes. Tampoco se han perdido el Salón Gourmets productos como tartas y lasañas de Canela en Rama, las semiconservas de pescado de Kiele o las salsas y condimentos JR.

En definitiva, los productos más típicos de Castilla-La Mancha han defendido a la región y le han hecho justicia. Pues es un lugar que posee una gran gastronomía y muy buen vino para maridar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here