Maridaje de vino y chocolate

Es uno de los alimentos que más adeptos tiene a lo largo y ancho del globo. Pocos son los que pueden resistirse a disfrutar de una buena onza de chocolate; incluso, para los más golosos, una tableta se les queda corta. Este lunes 13 de septiembre, se celebra el Día Internacional del Chocolate. Todo un placer para el paladar, que podemos mejorarlo aún más si lo acompañamos con el vino perfecto. En este post, te contamos un poquito sobre su origen y te descubrimos cuáles son los vinos ideales para acompañarlo.

El chocolate, de origen amazónico

Granos de cacao, materia prima del chocolate
Granos de cacao, materia prima del chocolate

Durante años, el descubrimiento del ingrediente clave del chocolate, el cacao, ha estado vinculado a los mayas y otras civilizaciones de Mesoamérica y América Central. Sin embargo, un nuevo estudio publicado por la revista Nature Ecology and Evolution ha desvelado un origen mucho más remoto, de hace más de 5.000 años en América del Sur.

Las semillas del árbol del cacao fueron utilizadas por primera vez en lo que hoy conocemos como Ecuador. Miembros de la cultura Mayo Chinchipe, establecidos en la parte superior del Amazonas, manipulaban estas semillas para dar de sí una bebida con un sabor poco parecido al de hoy en día, amarga y picante, pero que logró extenderse por otras regiones latinoamericanas.

El salto geográfico del cacao fue propiciado por los españoles, cuando en 1520 lo trajeron al país, consiguiendo mejorar una receta famosa por aportar una enorme energía. Esta bebida se popularizó por el viejo continente gracias a la unión nupcial entre la infanta Ana de Austria (habitual consumidora) y el rey de Francia, Luis XIII, en 1615. Su consumo se estableció por numerosos países.

La primera tableta de chocolate

Tableta de chocolateLa primera máquina de chocolate fue creada por el francés A. Doret en 1777. Supuso el abaratamiento de este producto, llegando a generalizarse en las capas más populares de la sociedad y dando el primer paso hacia la industrialización de este dulce. Años más tarde, en 1819, Luis Cailler montó la primera fábrica de chocolate en Vevey (Suiza).

Fue en 1828, cuando el holandés Coenraad von Houten descubre la manera de separar el cacao en polvo de la grasa para crear un alimento sólido. A través de una prensa hidráulica, nació la primera tableta de chocolate. Por otro lado, el descubrimiento del chocolate fundido vino de la mano de otro suizo: Agust R. Lindt. En 1879 logró hacer líquido un alimento inmasticable para muchos.

A partir de ese momento, este dulce no ha parado de reinventarse y mejorar, logrando que en la actualidad sea uno de los dulces más deseados pudiendo consumirse en versiones inimaginables. Algo parecido ha sucedido con el vino; su éxito a lo largo de la historia ha confluido en un extenso abanico de posibilidades que satisfacen los más variopintos gustos. Y ahora, ¿los unimos?

¿Chocolate y vino? ¡Por supuesto!

Maridaje de chocolate y vino de La Mancha

Hay un dicho que da por hecho que «cuanto más oscuro es el chocolate, más oscuro debe ser el vino que lo acompaña». Aunque no nos tomaremos esta frase al pie de la letra , sí es cierto que a la hora de maridar un vino, es importante prestar atención a la intensidad y pureza de este dulce en cuestión. Es decir, no podemos acompañar un vino potente con un chocolate suave; el sabor de este último quedaría ensombrecido.

La vida está llena de gratas sorpresas y acompañar el vino con el chocolate, sin duda, es una de las mejores. Y si, además, las combinaciones posibles son muchísimas, la proposición se hace mucho más interesante y suculenta. Amantes del vino y fanáticos del chocolate: ¡aquí tenéis verdaderos placeres gastronómicos para dar rienda suelta a vuestro paladar!

Chocolate negro y Cabernet Sauvignon o Tempranillo

El chocolate negro, por su pureza e intensidad requiere un acompañante también a su altura. Un vino con cuerpo, como puede ser el caso de un Cabernet Sauvignon e incluso vino elaborado con la variedad reina de La Mancha: la Tempranillo. Es importante tener en cuenta que deben haber pasado por un letargo en madera; acertarás indudablemente con un Crianza o un Reserva. Incluso puedes fusionarlos en forma de cóctel.

Chocolate negro
Chocolate negro

Chocolate con leche y un vino joven. También, ¿un espumoso?

Es una de las variedades más queridas por los más golosos. En 1905, el suizo Henry Nestlé aplicó un nuevo método de condensación de la leche, cambiando la historia del chocolate por completo. Su suavidad y dulzor piden a gritos un vino joven y ligero, como un tinto Merlot que resaltarán sus notas, así como un blanco Sauvignon Blanc, el cual siempre ha sido un gran acompañante de los dulces. Los más transgresores pueden atreverse con un espumoso de la D.O. La Mancha; su frescura y burbujas se fundirán a la perfección con la cremosidad de este dulce.

Chocolate blanco con Chardonnay o Moscatel

Sabemos que el blanco no es un chocolate en sí, pero cuenta con una legión tan extensa de amantes, que no podemos dejar a un lado su mejor compañero: un buen Chardonnay de La Mancha. Las notas frutales que los caracterizan resaltarán la textura y remates mantecosos, ofreciendo al paladar un perfecto equilibrio de dulzura. También puedes acompañarlo con el rey de los postres: el vino Moscatel de baja graduación alcohólica y naturalmente dulce.

Armonías del vino con otras variantes del chocolate

En la actualidad, el chocolate se puede consumir en tantas versiones que haría falta una larguísima lista para poder enumerarlas todas. Dejando a un lado sus versiones más famosas y eres de aquellas personas que les gusta innovar, también te guiamos por los vinos que mejor armonizan con chocolates menos universales.

Un consejo: no pierdas tiempo buscando los vinos perfectos. En La Mancha encontrarás todas las variedades, con una relación calidad-precio sin parangón

  • Chocolate con menta 👉 Coupage Cabernet Sauvignon y Syrah
  • Chocolate con sal marina 👉 Gewürztraminer
  • Coulant 👉 Brut Nature
  • Chocolate con naranja 👉 Moscatel
  • Chocolate con café 👉 Brut Semiseco
  • Chocolate blanco con frutos rojos 👉 Moscatel
  • Brownie (con helado) 👉 Brut Nature Rosado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here