Foto de Noema Pérez en Flickr

Ahora que nos espera un fin de semana de temperaturas bajo cero, que salimos de las fiestas navideñas y que festejamos las hogueras de San Antón en muchos municipios manchegos, puede ser una ocasión sensacional para degustar nuestros vinos manchegos con un toque especial, o más bien, especiado, el que nos ofrece la receta nórdica del “Glühwein” un vino tinto (aunque también sirve blanco) al que se le añaden ciertas especias durante un proceso de cocción, para ser finalmente degustado en caliente. Es un producto muy degustado en diversos países europeos, principalmente en el norte y centro de nuestro continente.

El saber popular dice que se trata de una bebida que cura el catarro, y como más de uno estamos padeciendo de ese mal, os dejo algunas recetas para su elaboración. Las hay muy variadas, pero todas ellas suelen coincidir en la necesidad de calentar pero no hervir, para evitar la pérdida de potencial aromático del producto final. Azúcar, canela, jengibre, anís, cardamomo,  cáscara de cítricos, orejones de frutas, etc., todo ello mezclado y cocido a fuego lento en un vino tinto manchego. El uso de unas u otras especias, así como sus proporciones, nos darán resultados diferentes pero seguro que todos ellos muy interesantes.

Foto de baerchen57 en Flickr

Os dejo enlaces a algunas recetas para su elaboración:

Y por supuesto, para asegurar una buena degustación, no debemos prescindir de tomarlo en caliente con una típica taza de Glühwein, la mayoría de ellas con motivos navideños, las cuales mantienen el calor, además de aguantar esas temperaturas sin llegar a romperse.

Foto de gynti_46 en Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here