Parte de nuestra gastronomía provienen de otras como son la china, la latina y, como no, la italiano. Gracias a este país disfrutamos de platos como la pasta, entre las que se encuentra el canelón.

La pasta no es el único plato delicioso que tienen los italianos- estaré eternamente agradecida por el gelato y la pizza-, pero sí el más conocido. Con él preparamos desde ensaladas hasta unos espaguetis a la carbonara.

El mito de Marco Polo

Creo que todo el mundo ha escuchado alguna vez la historia de Marco Polo, aquel aventurero que se adentró en Asía y exportó los fideos a su Venecia natal. Puede que sea verdad o no, pero lo que se puede asegurar es que la pasta italiana y china no se elaboran igual. El plato asiático se preparaba con mijo, a diferencia de la italiana que se hacía con trigo duro.

Se dice que el plato podría proceder de la cultura musulmana. Sicilia estuvo ocupada por los musulmanes durante aproximadamente dos siglos, del IX al XI. Es más, muchos sabores de su gastronomía se reflejan en la siciliana como el cuscús, la almendra o la pasta. Así pues, el origen se remonta a la Edad Media.

El canelón y la originalidad de su relleno

Volviendo al canelón. Este tipo de pasta llega a dar mucho juego, concretamente en su relleno. Los hay bien hermosos de tamaños que invitan a rellenar de mil delicatessen, en este caso las manitas de cordero manchego guisadas con setas de Cuenca. El guiso lo concentras y lo emplatas junto a un detalle de manzana asada.

Maridaje: la dulzura del vino manchego

A la hora de acompañar la comida con grata bebida, creo indispensable contar con un vino de la Denominación de Origen La Mancha. Dentro de los vinos que ofrecen la denominación, y para este plato, sería una buena opción un blanco con crianza, un rosado o quizá un tinto, dependiendo del gusto que tenga el consumidor. Pero eso si, recomendamos, sin duda, vinos de La Mancha tradicionales.

color anaranjado

Para mi la mejor opción sería el rosado– como ya he dicho, guíate por tu gusto dentro de la categoría de tradicionales manchegos-, por lo que el vino tendrá que estar fresco, 9ºC serían ideales para el servicio. Luego, la elección de copa es muy importante, la perfección sería servir el vino en una copa de Tulipa. Su apertura en la parte superior hace que nos lleguen mejo los aromas.

Y para acabar, mi último consejo: prueba hoy mismo esta combinación de sabores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here