ublicidad-en-quioscos-el-origen-del-vino-gran-via-71_8
Publicidad en un kiosko céntrico en Madrid

Madrid es una ciudad para disfrutar con los cinco sentidos. Tanto, que esta semana queremos hacer un recorrido por la capital para nuestros winelovers. La llegada del calor estival hace que los madrileños abandonen la metrópoli estos días, pero supone una buena oportunidad para disfrutar del entorno sin agobios ni multitudes.

Las estampas que ofrece el atardecer en Madrid son un telón de fondo ideal para disfrutar de tu copa de vino preferida. ¿Cuál? Pues depende del rincón que escojas, sugerimos una especialidad de la DO La Mancha. Eso sí, recordamos que en Madrid no está permitido el consumo de alcohol en la vía pública, por lo que lo mejor será que acudas a algún bar o restaurante cercano.

Jóvenes en el corazón de Malasaña

Malasaña se ha convertido en una de las zonas de moda de Madrid, frecuentada por jóvenes modernos y epicentro de la cultura indie en la ciudad. Por sus calles se acumulan bares y locales de copas hasta llegar al corazón del barrio, la plaza del 2 de Mayo. Allí se congrega todo tipo de gente desde media tarde hasta bien entrada la madrugada.

Para acompañar al espíritu castizo de la zona, recomendamos los blancos y rosados jóvenes de la DO La Mancha. Obtenidos en esta misma campaña y con un potencial aromático al máximo, se recomienda que se sirvan a una temperatura de entre 6 y 8ºC. Todo un refrigerio para el corazón de asfalto del calor madrileño.

El frescor a la orilla del Manzanares

El distrito de Arganzuela es uno de los más boyantes de la capital. Su cercanía al centro y el parque Madrid Río lo están convirtiendo en una zona ideal tanto para familias como jóvenes. Allí se puede acudir a centros culturales como Matadero, tomar algo en una de las terrazas que plagan la zona o, claro está, pasear por su boulevard a la orilla del Manzanares.

Gracias al río y la vegetación, este plan supone una vía de escape al calor madrileño. ¿Cómo hacer que sea aún más refrescante? Con los espumosos de la DO La Mancha, también servidos a entre 6 y 8ºC, caracterizados por su inconfundible carbónico en la segunda fermentación en botella. Además, los hay en seis tipos, que van de una menor a una mayor grado de azúcar residual, expresado en glucosa (gramos por litro)

Denominación de vinos Espumosos en DO La Mancha g/l
Brut Nature  < 3
Extra Brut < 6
Brut < 12
Extra seco 12-17
Seco 17- 32
Semiseco 32 – 50
Dulce 50 <

 

El Templo de Debod, toda una reserva

Con una antigüedad que supera los dos milenios, el Templo de Debod es uno de los monumentos más peculiares de Madrid: fue regalado por Egipto a España hace ya 50 años. Además, está situado en pleno centro y es el inicio del parque del Oeste, uno de los principales pulmones verde de la ciudad. Y, por cierto, tiene un mirador con vistas espectaculares.

Templo de Debod en MadridLa mejor forma que se nos ocurre de contemplar un espacio tan emblemático es con un reserva de la DO La Mancha. Se trata de vinos con tres años de envejecimiento natural. De ellos, uno en barrica de roble. El resto, en botella, desde donde se recomienda servir entre 15 y 18ºC.

Un crianza para el barrio de Las Letras

Nadie se cansa del barrio de Las Letras. A un paso de la estación de Atocha, muy cerca de la milla del arte con sus tres museos (Prado, Thyseen y Reina Sofía) sus calles ofrecen uno de los paseos más espectaculares de Madrid, donde se respira arte y cultura en cada esquina. Y también tiene una gran oferta de restauración, con numerosas terrazas para tomar un refrigerio durante la visita.

Edificio castizo en el centro de MadridNuestra sugerencia aquí son los crianza de la DO La Mancha, que llegan el embotellado tras al menos seis meses en barrica de doble. No solo eso: en botella esperan año y medio hasta llegar al consumidor. Un vino que se ha tomado su tiempo para servir a quienes también reservan su tiempo para disfrutar de todo tipo de arte y cultura.

Envejecidos en barrica para almorzar en Casa de Campo

Y para los más campestres, una escapada sin salir de Madrid: la mítica Casa de Campo. Allí se albergan auténticos emblemas de la ciudad, como el Zoo, el Parque de Atracciones o el teleférico. También el lago artificial, recién reformado, y rodeado por una decena de bares y restaurantes. No obstante, son muchos los que prefieren por optar por un picnic al aire libre.

Un lector en un banco de la Casa de CampoPrefieras una opción u otra, nuestra recomendación aquí son los envejecidos en barrica de roble, donde pasan al menos sesenta días. A gusto del consumidor, pueden ser de la campaña actual o de anteriores, pero ofrecen un sabor con profundidad para disfrutar de un entorno tan especial.

¿Cuál es tu rincón preferido de Madrid?

La gran cantidad de lugares especiales que hay en Madrid hace que sea prácticamente imposible reducirlos a un puñado. Así que esta semana dejamos abiertas las sugerencias para todos nuestros winelovers.

Skyline de Madrid No olvides que, además de los tipos de vinos mencionados, en la DO La Mancha también contamos con otros tipos de vino. Es el caso de la joya de la corona, el Gran Reserva. ¿Cuál sería tu lugar perfecto para descorchar esta botella?

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here