Podemos degustar y disfrutar de una buena botella de vino en compañía, solos o como nos apetezca. Pero la vida de la botella no acaba ahí. Es importante darle una segunda vida, y esto se consigue a través del reciclaje. Para reciclar una botella o unos corchos encontramos múltiples e infinitas posibilidades que, además de ser beneficiosas para el medio ambiente, pueden resultar entretenidas.

Entre ellas encontramos esta, que consiste en juntar una gran cantidad de corchos de forma que, aglutinándolos adecuadamente, formemos algún contorno o figura. En este caso elaboraremos la figura de España.

Para ello hemos contado con un gran número de corchos. Si no tienes a mano tantos corchos no te preocupes, puedes ir guardándolos hasta que consigas reunir los suficientes. En este caso hemos querido representar el territorio que abarca la Denominación de Origen La Mancha con los corchos más tintados por el vino tinto. Se puede alterar el uso de los corchos más oscuros para generar distintas formas al gusto de cada uno.

Es importante que los corchos sean más o menos de la misma altura. En cuanto a la anchura de los mismos, no es importante, puesto que si se van pegando unos con otros al final obtendremos algo aceptable, siempre y cuando respetemos el contorno que queremos realizar.

Necesitaremos

Lo que necesitaremos para reciclar corchos de esta manera y, en definitiva, elaborar esta curiosa y divertida manualidad serán tan solo los siguientes elementos:

  • Corchos.
  • Una pistola de silicona o pegamento líquido (para poder pegar los corchos entre ellos)
  • Ilusión y ganas de reciclar

Elaboración del Mapa de España

Para su elaboración se puede seguir diferentes procedimientos:

  • Una de las opciones es imprimir en un folio del tamaño que se desee (aunque recomendamos tamaño A3, para que salga más grande) el mapa de España, e ir colocando los corchos encima siguiendo los bordes del mismo.
  • Otra opción sería recortar el contorno del mapa y colocar en su interior los corchos, rellenándolo, para luego finalmente retirarlo y obtener la figura de la península.
  • Con la pistola de silicona deberemos ir pegando los corchos entre ellos, de manera que se queden inmóviles para que, al final del proceso, cuando todo esté terminado y el pegamento se haya secado totalmente, podamos retirar todos los corchos de una sola pieza.

Otros usos de esta forma de reciclaje

Ya hemos visto cómo hacer esta manualidad, ahora vamos a ver para qué puede servir:

  • Si lo pegamos o clavamos en la pared puede resultar un bonito elemento decorativo, además de ser artesanal quedaría bien en una oficina o incluso en el salón de nuestro hogar.
  • De la misma manera nos puede servir como salvamanteles, para evitar que nuestras ollas o sartenes perjudiquen el estado de la mesa.
  • Tablero para dejar notas y recordatorios: podemos ir pegando post-its para que no se nos olviden cosas importantes, además de pegar fotos o cualquier otro elemento que nos interese.
  • Marcador de turismo: también se puede ir clavando chinchetas con cabezales de colores en los sitios que hayamos visitado, para, con el paso de los años observar los lugares a los que hemos viajado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here