Brotación 2015

Como cada año, con el inicio de la primavera, el viñedo de La Mancha despierta de su largo letargo invernal. Tras unos meses de latencia en el ciclo vegetativo, el incremento de las temperaturas medias activa a la planta y en ella comienza a circular la savia. El lloro es el primer síntoma de que está despertando: el movimiento de la savia provoca un incremento de la presión en los vasos conductores lo que origina “fugas” de esta savia al exterior a través de las cicatrices de la poda realizada al final de la cosecha. Este fenómeno se origina en aquellos días que sube bruscamente la temperatura tras dejar los días fríos del invierno. Aquí os dejo unas fotos que tomé hace dos semanas, momento en el que en nuestra comarca manchega las temperaturas se incrementaron notablemente.

Lloro 2015        Lloro 2015

Y en este fin de semana he descubierto los primeros brotes en algunas parcelas. De momento no es algo generalizado, pero en estos días, poco a poco el viñedo de La Mancha comenzará a mostrar sus primeros brotes, que con el tiempo formarán la parte aérea de la planta. Estas primeras semanas son bastante críticas debido a la fragilidad de los brotes. Esperemos que no vengan heladas tardías, granizos, fuertes lluvias, etc. Lamentablemente, en estos días estamos teniendo un fuerte viento, aunque la previsión para la semana próxima es de viento moderado. Iremos siguiendo a lo largo de estos meses la evolución de nuestro viñedo para ir descubriendo como se va fraguando la cosecha 2015. A partir de ahora, son los factores climáticos y las técnicas de cultivo (riegos, abonados, poda en verde, etc) los que pueden condicionar la calidad final de esta cosecha, la cual ya estaba “preformada” en las yemas desde la cosecha anterior, por lo que siempre se depende tanto del año agrícola actual como del anterior.

Lloro 2015    Brotación 2015

En unas semanas, nuevas fotos del campo de La Mancha comenzándose a colorear de verde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here