Cada 24 de enero, en España se celebra el Día del Periodista, en honor a su patrón: San Francisco de Sales. Periodistas y comunicadores celebran su gran día, en el que la importancia de una buena comunicación cobra gran protagonismo. En este post te contamos quién fue San Francisco de Sales y por qué es el patrón de la prensa, así como el interés que despierta la comunicación en el sector vitivinícola.

¿Quién fue San Francisco de Sales?

Conocido también como el santo de la amabilidad, San Francisco de Sales fue un clérigo francés nacido en la localidad de Thorens, en 1567. De familia noble, renunció a todos sus títulos para dedicarse por completo a predicar la fe cristiana. De hecho, pronto se convirtió en uno de los teólogos más respetados de su tiempo, fundando, junto con Santa Juana de Chantal, la Orden de la Visitación de Santa María.

S. fRANCISCO DE sALES: «nO CORROMPAN LA VERDAD NI LA DESVIRTÚEN, CON EL PRETEXTO DE NO HERIR AL ADVERSARIO»

Fue un gran predicador que, durante su vida, destacó por su gran capacidad comunicativa a través de la escritura. Tales fueron sus dotes comunicativas, que en 1923, el Papa Pío XI lo nombró Santo Patrón de los periodistas y escritores. Así lo puso de manifiesto la enclítica Rerum Omnium Perturbationem, que recogía la importancia del rigor comunicativo, unido a la moderación y la caridad.

La importancia de la comunicación del vino

Desde siempre, una buena comunicación ha sido imprescindible para entendernos los unos a los otros y evitar aquello del teléfono escacharrado. Por ello, la Denominación de Origen La Mancha lleva años utilizándola como herramienta necesaria para dar a conocer las bondades de sus vinos, así como la esencia de todo lo que lleva detrás cada una de sus botellas.

Una de las facetas recientes de la comunicación del vino es la gastronomía
Una de las facetas recientes de la comunicación del vino es la gastronomía

De hecho, en su comunicación prima la transparencia, garantizando una trazabilidad en la que cada detalle se cuida; desde la cepa a la copa. Es por ello que, una tirilla en la que aparece la D.O. La Mancha, es un garante de origen y calidad. Asimismo, la apuesta por llevar ese mensaje al consumidor final forma parte del ADN de esta institución, que no cesa de llevar a cabo multitud de acciones promocionales, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Por otro lado, es imprescindible que, para afianzar un futuro en el sector, los jóvenes sean partícipes de la rica cultura del vino en la región.

Es por ello, que el Consejo Regulador comprende la importancia de acercar el vino a un público joven que guía su futuro en torno a la comunicación, con iniciativas como los cursos de verano que lleva a cabo con la colaboración de la UCLM. Todo ello, con dos motivos diferentes: por su futuro papel como comunicadores (esencial para el futuro del sector) y el nicho que representan contando con nuevas tendencias de consumo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here