Ya sean aperitivos salados o postres, el hojaldre tiene un papel esencial en nuestros platos (las empanadas no serían lo mismo sin las capitas de hojaldre). Está muy presente, congraciándose con el resto de ingredientes que le acompañan y, como no, con nuestro paladar. Gracias a el, utilizándolo como base, se pueden preparar una infinidad de platos con los que disfrutar solo o en compañía.

Hay varios tipos de hojaldres. El “real”, por ejemplo, lleva la misma proporción de masa que de materia grasa. Por otro lado, “tres cuartos” y “medio” hacen referencia a la proporción de grasa a la masa, por no hablar del hojaldre francés, que es cuando el empaste o materia grasa es envuelta por el amasijo o pasta. Otros tipos de hojaldre son el invertido (cuando la grasa envuelve a la masa) y el rápido (cuando todos los ingredientes se mezclan a la vez desde el principio de la elaboración).

El hojaldre es un bocado que gusta a casi todo el mundo. Este crocante producto llegó a Europa de manos árabes, pero su procedencia se cree de la antigua Grecia. Tiene una elaboración trabajosa a partir de una masa de harina de trigo con sal y agua que se lamina varias veces con un producto graso como puede ser la mantequilla, impermeabilizando así la capa que se separará de su contigua, y así decenas o cientos de capas.

Receta y maridaje

El hojaldre relleno de crema e la receta que proponemos en este post, rociado por una fina capa de azúcar glass y decorado a la vez  por un almíbar de frutos rojos que hará de contrapunto al dulce, cremoso y crujiente, es del Chef Jesús Monedero. No hay duda ninguna que este postre es toda una delicia, pero, junto a una copa de buen vino Denominación de Origen La Mancha, pasa a ser la llave del cielo gastronómico.

Para acompañar a este postre recomendamos vino espumoso semiseco de la D.O. La Mancha. Es elaborado con las variedades de uva Airén, y/o Macabeo.

La calidad del servicio

Como siempre decimos, el servicio del vino es muy importante. La opción que recomendamos consiste en utilizar una copa flauta. Pronuncia las burbujas y mantiene mejor los cinco grados ideales de temperatura de servicio. Este vino es semidulce, así que no será lo que se conoce como un “pan con pan” y, además, con sus burbujas refrescará el paladar y realzará las texturas del postre.

Hojaldre y vino, ¿hay mejor combinación?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here