El papel de la mujer en la viticultura manchega

Las mujeres siempre estuvieron allí; siempre fueron imprescindibles para el desarrollo vitivinícola manchego. No obstante, su papel, además de dirigir las tareas del hogar, se destinaba como mano de obra; ya fuera en la propia recolección de la uva, como en otras tareas de mantenimiento, como la poda.

Pero esa invisibilidad ya es pasado.

Durante las últimas décadas, las mujeres han encontrado en la industria del vino de La Mancha un lugar idóneo en el que mostrar sus competencias en puestos de liderazgo. Su acceso a una mayor y mejor formación académica ha derivado en una creciente presencia, asumiendo puestos de responsabilidad ya sea en juntas rectoras, consejos de administración, así como en gerencias de cooperativas y bodegas privadas.

Las mujeres rurales y su papel activo en el sector vitivinícola

Esa responsabilidad, puede llegar, por ejemplo desde la explotación a título individual, como agricultoras incorporadas al sector.

 

Es el caso de Marta Lara, joven viticultura afincada en Los Arenales de San Gregorio, (Ciudad Real), cuya reciente llegada ha coincidido con tiempos difíciles.

Marta Lara junto a su pareja
Marta Lara junto a su pareja en Arenales de San Gregorio (CR)

Admite que la situación ha ido cambiando y poco se parece a sus recuerdos de infancia cuando acompañaba a sus padres en aquellas vendimias que paralizaban los pueblos enteros, inundando sus calles con aquel inconfundible olor a mosto durante semanas.

Mujeres rurales: Sonia Bellido, Consejera Delegado de Vinícola de Castilla interviene en Hoy Por hoy dentro del programa especial ‘Día Internacional de la Mujer Rural’
Sonia Bellido, Consejera Delegado de Vinícola de Castilla interviene en Hoy Por hoy dentro del programa especial ‘Día Internacional de la Mujer Rural’ en 2021

Es innegable que el desarrollo de la viticultura en La Mancha no podría haberse llevado a cabo sin ellas. Por ello, sus bodegas y Consejo Regulador llevan años reconociendo su gran valor ,y por ende, formando parte en las más importantes tomas de decisiones. Un número que crece cada vez más y se afianza con la elección de mujeres, sobradamente preparadas, para asumir puestos de gran responsabilidad.

numerosas mujeres ocupan puestos de liderazgo en cooperativas y bodegas de La Mancha

Presidencia de cooperativas: (X,X)

Es el caso de Mª José Pérez, presidenta de Bodegas Símbolo. A ella, se suman la presidenta de la Cooperativa El Egido, Beatriz Sepúlveda, la presidenta de la Cooperativa Vinícola del Carmen, Julia Mercedes Leal, y la presidenta de Bodegas Cristo de la Vega, Mª José Moreno.

En otros casos, la gerencia está también a cargo de la mujer. Por ejemplo, la gerente de Bodegas San José de Herencia, Inés Guillén; la consejera de Vinícola de Castilla, Sonia Bellido; la vocal del CRDO La Mancha, así como gerente y propietaria de Bogarve 1915, Carmen García de La Cruz; y las enólogas, Mati Cruz (Coop. Castillo de Consuegra) y Soledad López (Bodegas Campos Reales), entre otras muchas.

 

Más allá de los puestos de liderazgo: por supuesto, vendimiadoras

No hay muchas estadísticas, pero sí realidades que se muestran día a día. En los viñedos y bodegas de La Mancha, las mujeres no son únicamente consumidoras. También son productoras, enólogas, directivas y comercializadoras. Por supuesto, sin desmerecer su significativo papel como trabajadoras activas en la vid, siendo fundamentales en labores tan cruciales como la recogida de la uva.

las campañas de vendimia en La Mancha suponen un apoyo económico para muchas mujeres

Ellas, las vendimiadoras, son menos visibles, pero de gran relevancia para el sector. Mujeres manchegas y oriundas de otras Comunidades Autónomas que han encontrado en las campañas de vendimia de La Mancha un sólido sustento para su economía familiar.

Por ejemplo, la jienense Inmaculada Gómez (véase en el vídeo↑). Una trabajadora temporera que, desde los 16 años, viaja a La Mancha junto a su cuadrilla, para trabajar en su vendimia.

La región, pionera en la creación del Estatuto de Mujeres Rurales

Mujeres con liderazgo en Bodegas Latúe
Mujeres con liderazgo en Bodegas Latúe. Imagen, de izq. a dcha.: M.ª Carmen Agenjo (responsable de logística), María Verdúguez (directora de Administración), Blanca Muro (directora de Exportación), María Moral (responsable de laboratorio) y Maria del Carmen López (directora de Producción)

Tanto hombres, como mujeres, comparten un mismo objetivo en el sector vitivinícola de La Mancha: el de elaborar vinos de calidad y llevar sus sabores a todos los rincones del mundo. Un trabajo en equipo, en el que la región se alza como un referente nacional, siendo pionera en la creación del Estatuto de Mujeres Rurales y ocupando la segunda posición en cuanto a número de titularidades compartidas en explotaciones agrarias.

Cabe destacar que, bodegas como Latúe (Villanueva de Alcardete, TO) y La Unión (Alcázar de San Juan, CR), también son grandes ejemplos de integración de mujeres en sus plantillas. Según datos de 2021, en Latúe, un 42,12% de su base social son mujeres. Por su parte, en la Cooperativa La Unión, el género femenino alcanza el 50% de su Consejo Rector; una cifra que va en correlación con sus asociados (114 hombres y 90 mujeres).

Diversas asociaciones ensalzan el trabajo de las mujeres rurales

Mujer vendimiando

Asimismo, existen asociaciones que ponen en valor el trabajo de las mujeres. Entre ellas, la Asociación  Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), que cuentan con un gran apoyo de bodegas de La Mancha, como la Cooperativa El Progreso (Villarrubia de los Ojos, CR), la cual ha acogido algunas de sus jornadas. También destaca la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España (AMCAE), cuyo primer foro tuvo lugar en la Cooperativa Cózar de la Sierra (Cózar, Ciudad Real) en 2019 y cuenta con una gran presencia en La Mancha.

En definitiva, es un hecho que desde hace unas décadas, corren vientos de cambio en cómo se está desarrollando el sector. Porque, en esta zona tan arraigada al cultivo de la vid y a la producción de vino, han comprendido que los puestos de responsabilidad no son una cuestión de género, sino de capacidades.

 

Es por ello, que los vinos de La Mancha no solo simbolizan calidad y variedad; también son un reflejo de que el futuro está en manos de hombres y mujeres. Sin distinciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here