La gastronomía manchega es conocida por su tipicidad y tradición, que con el paso de los años han ido fusionándose con las nuevas tendencias culinarias.

Las costumbres de nuestros antepasados manchegos, la mayoría de tradiciones agrícolas, han dejado huella en los platos que hoy cocinamos y disfrutamos. Productos básicos de la tierra como el queso, el pan y el vino son hoy protagonistas de deliciosas composiciones que nuestros paladares disfrutan con gusto.

Hoy aprenderemos, de la mano de Teresa Gutiérrez, prestigiosa chef y propietaria del Restaurante Azafrán en Villarrobledo, a elaborar un delicioso plato. Se trata, nada más y nada menos que de las tradicionales migas de pastor. Este manjar, pese a estar adaptado a la nueva cocina, conserva toda la esencia manchega de antaño.

 

A continuación aprenderemos qué pasos hemos de seguir para su elaboración. De la misma manera, aprenderemos el perfecto maridaje para este plato. Todo lo necesario para triunfar como anfitrión.

Ingredientes para las migas de vendimia

  • Pan (preferiblemente del día anterior)
  • Panceta
  • Uvas
  • Sardinas
  • Pimiento (rojo y verde)
  • Ajo (unos 3 o 4 dientes de ajo morado de Las Pedroñeras)
  • Aceite
  • Sal

Elaboración

El primer paso es poner a calentar el aceite de oliva en un cazo, y añadir los 3 o 4 dientes de ajo para que se vayan cocinando. Mientras se cocinan, iremos troceando los pimientos en tacos pequeños. Una vez que empieza a oler ligeramente a ajo frito, añadimos el pimiento al cazo y lo dejamos que se cocine.

Mientras tanto, introducimos el pan en un bol con una ligera capa de agua para que se reblandezca. Se remoja el pan durante unos minutos y se va desmenuzando con las propias manos para después echarlo en el cazo. Cuando el pimiento esté cocinado, añadimos el pan. Como el pan estará húmedo, es necesario tenerlo unos minutos secándose en el cazo mientras removemos todo. A continuación añadimos un poco de sal y un poco de pan rallado, que aportará la soltura a la mezcla final.  Una vez que las migas estén sueltas y no hechas una masa, es momento de emplatar. Para el emplatado, pondremos una capa de migas y las cubriremos con una fina capa de panceta curada cortada muy fina. Encima de esto, colocaremos unas uvas (a poder ser de temporada) cortadas en rodajas y un poco de sardina (la chef tiene la sardina en salazón). Ya podremos disfrutar de nuestro delicioso plato de migas de vendimia. Pero, ¡cuidado! Falta lo más importante: un buen vino de la Denominación de Origen La Mancha para acompañar este delicioso manjar.

Maridaje

Una vez que tenemos servido este plato, lo ideal es acompañarlo con un buen vino de La Mancha. Teresa Gutiérrez nos recomienda en este caso maridarlo con un espumoso Brut, puesto que tienen residuo de azúcar. Esto es ideal para las migas ya que antiguamente se solían tomar con algo dulce, como chocolate. Además, la acidez de estos vinos espumosos marida a la perfección con las migas de vendimia, puesto que contrarresta muy bien el sabor de la panceta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here