Ajoblanco y morcilla
Ajoblanco y morcilla

Del arte culinario es muy importante poder disfrutar todos los sabores en orden que les favorezcan, y en armonía de acompañamiento, así que cuando comenzamos el menú con sabores intensos y persistentes como estos de la foto, obra del chef  Jose Antonio, es cosa de pensar con qué y yo añado porqué se favorecen estos

Chupito de Ajoblanco y canutillo crujiente de morcilla

Pues teniendo en cuenta el gusto sabroso y graso de estas delicias en miniatura, mi primera oferta sería de un tinto de la Denominación de Origen La Mancha, por su calidad, pero incluso tengo compañeros que le propondrían vinos generosos, pero creo que una norma elemental debe ser el orden de consumo de grado alcohólico de menor a mayor, por lo que me quedo con el vino tinto.

El gusto de una Syrah es muy frutal y si es de corte joven puede tener unas condiciones de servicio que favorezcan su leve acidez y aromas golosos, con lo que puede ser una gran oferta de maridaje. A los amantes de las burbujas creo que un espumoso brut de la variedad Macabeo incluso con Airén puede ser otro motivo de goce.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here