Las lenguas siempre han sido un perfecto indicador social. A nadie se le escapa, que el vino es una bebida universalmente conocida. Su historia se remonta a centurias, ligada a la cultura greco-latina, de quien hemos heredado tantos aspectos socioculturales en nuestras raíces. A quien sitúa sus orígenes más cercanos a Europa en Georgia, miles de años atrás. Sea como fuere, el vino, es hoy un elemento indispensable ligado a la dieta mediterránea, como lo son otros cultivos que conforman la triada mediterránea: cereal y olivo. Si rastreamos el tronco común de la lengua que nos une a los países del arco sur mediterráneo, encontramos en el ‘vino’ un elemento aglutinante.

vino-otros-idiomas

En este sentido, lenguas como el castellano, el francés, el italiano, el portugués, incluso el inglés y hasta el alemán, podrían compartir una raíz muy parecida en la misma palabra para referirse al vino. Gana por goleada, vino en español, gracias a que se trata de la segunda lengua más hablada en todo el mundo.

Como curiosidad también resulta interesante ver cómo se escribe “vino”, en la lengua del chino mandarín, la lengua más hablada en el mundo con 955 millones de personas, es decir, más de un 14 %  de la población mundial.

También oriental es el japonés, una lengua que hablan 125 millones de personas, el cirílico (ruso), o también la lengua que se habla en la India, con una importante población asiática.

Calidad Diferenciada

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here