Ahora se lleva lo de cuidarse, hacer ejercicio y cuidar la alimentación para mejorar nuestra calidad de vida. Pero, ¿a quién no le gusta de vez en cuando saltarse la dieta y darle un caprichito a nuestro cuerpo serrano? A todos, claro. En esta ocasión, lo hemos hecho con estilo propio elaborando la hamburguesa manchega por excelencia; una delicia inigualable.

Con mucho curro y mucho esmero, hemos hecho realidad uno de los deseos gastronómicos de unos cuantos; hemos preparado una burger mancheguizada. Esta delicia culinaria no tiene nada que envidiar a las hamburguesas de las grandes cadenas. ¿Los ingredientes? Todos manchegos, por supuesto.

Elaboración de la hamburguesa manchega

Si hablamos de alimentos manchegos, los más célebres son el vino, el queso, el aceite de oliva y el cordero. Es verdad, hay muchísimos más, pero hoy hoy el protagonismo corre al cargo de estas cuatro delicias autóctonas y unas cuantas más.

A La Mancha manchega que hay mucho vino; mucho pan, mucho aceite y mucho tocino

Para mancheguizar la receta original de la hamburguesa hay que darle un poco al coco;  sacar a la palestra nuestra preciada imaginación.

Ingredientes y elaboración de la hamburguesa manchega

Queso manchego, ingrediente de la hamburguesa manchega

  • Uvas pasas
  • Ciruelas
  • Piñones
  • Pimientos asados
  • Queso manchego (fresco, curado o semicurado en lonchas)
  • Carne de cordero
  • Pan de mollete (opcional)

Respecto al “montaje” de la hamburguesa, sabéis de sobra cómo funciona; sin embargo, sí que es importante que la carne de cordero quede jugosa. De esta manera, saborearemos al máximo todos los deliciosos ingredientes. ¿Cuál es el secreto de una carne jugosa? Sin duda, el vino de la DO La Mancha. Riégalo con un chorrete de blanco cuando ya esté la carne un poco hecha. ¡No dudes en probarlo!

Consejo del chef: Dale un toque sabroso y original rematando tu hamburguesa manchega con una hortiga frita en la parte superior.

La hamburguesa manchega con un maridaje bien joven

Ahora sí que sí. Ha llegado el momento de darle un toque imprescindible a nuestra deliciosa burger manchega. Es muy importante tener al lado y acompañar este manjar con  un vino de la DO La Mancha. Así esta comida, que rozaba la perfección, llegará a ella. El vino por excelencia que marida con este plato es un tempranillo, que son los de la contraetiqueta morada. Si no te convence mucho el tempranillo, ¿qué te parecería maridar esta hamburguesa manchega con un espumoso brut? En la variedad, siempre lo recalcamos, está el gusto.

¿Cómo se sirve el tempranillo y el espumoso?

Una de las tareas que todo experto en vino que se precie es saber cómo se sirve cada uno de ellos. La clave, como decimos siempre, está en la copa y en la temperatura.

La variedad tempranillo, siendo un vino tinto joven, debe servirse en una copa burdeos a una temperatura que puede oscilar entre los 10ºC y los 11ºC.

Respecto al espumoso, todos ellos juegan en una liga diferente a los demás vinos. Por ello, el espumoso brut debe servirse en una copa estrecha (así las burbujas se mantienen durante más tiempo). Una copa tulipán o flauta le va a la perfección a este vino. Pero, ¿y la temperatura? Se recomiendan servirlos a una temperatura entre los 8ºC y los 11ºC; sin embargo, pueden servirse un poquito más frío si el día es caluroso.

No lo dudes y sorprende a tus invitados con esta maravillosa burger manchega, que, acompañada de los vinos que os hemos recomendado, ¡serás el anfitrión o anfitriona perfecto! Además, si lo tomas en un lugar de La Mancha, ¡el disfrute vendrá por partida doble!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here