caracoles-del-restaurante-granero

Los caracoles estofados son un clásico en el aperitivo español, tiene tantos fieles como detractores, pero al que le gustan le encantan. Estos moluscos gasterópodos precisan de mucha labor en la cocina, hay que lavarlos mucho y muchas veces antes del guiso, y cada maestrillo tiene su receta, estos de la fotografía son todo un clásico de Granero, con un leve deje picante que enriquece y resalta su gusto, como lo hace una copa de buen vino Denominación de Origen La Mancha.

Desde luego que para gustos los colores, pero desde mi punto de vista, en los posibles maridajes ideales para este platillo está sin duda un vino tinto de corte tradicional, estos vinos en la D.O. La mancha son aquellos que han sido madurados en tinaja o depósito y son un punto de armonía entre los vinos criados en roble y los vinos jóvenes, maduros y longevos su carácter es más aterciopelado que un vino joven común y con todo el potencial de la variedad de uva sin aderezos del tostado de la barrica.  Para concretar apostaré por un vino tinto Tradicional de la variedad de uva Cencibel, la variedad de uva Cencibel es una sinonimia de la Tempranillo, y llamada también ojo de liebre, tinto fino. del país o jacibera es reina del viñedo de uva tinta  tiene una maduración temprana (de ahí su nombre) y se utiliza mucho para producir vinos con cuerpo, muy aptos para envejecer en barrica pero este no es el caso. Así que concreto, vino tinto Tempranillo de corte tradicional en copa tipo burdeos, amplia, ce cristal fino, no sirviendo más de un tercio de la capacidad de la copa y a una temperatura el vino cercana a los diez grados centígrados. Manteniendo la botella en un cubo con agua y algunos cubitos de hielo, o medio similar para evitar suba la temperatura del vino en la botella.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here