¿Te has preguntado alguna vez el Origen del Vino en La Mancha?

Te explicamos una romántica leyenda que liga su origen a las aventuras de nuestro hidalgo caballero.

Sangre de Gigantes, la leyenda

Según cuenta la leyenda, de aquel capítulo VIII, donde el ingenioso hidalgo caballero se batiera en duelo con aquellos molinos de viento que Don Quijote confundiera con desaforados gigantes, nació el néctar de la tierra más preciado en los campos de la meseta castellana.

La eterna lucha con tus miedos, retos y… gigantes

La aventura ha pasado a nuestro imaginario colectivo por ser uno de los capítulos más simpáticos, duros y trágico-cómicos de la universal novela de caballerías; cuando el Quijote, en su fervor por combatir las injusticias y desfacer entuertos enviste con nobleza y ceguera a los gigantes de aspa y viento:

quijote y vino

“En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:

—La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer, que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.

—¿Qué gigantes? —dijo Sancho Panza.

—Aquellos que allí ves —respondió su amo—, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas.

—Mire vuestra merced —respondió Sancho— que aquellos que allí se parecen no son gigantes5, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.

—Bien parece —respondió don Quijote— que no estás cursado en esto de las aventuras6: ellos son gigantes; y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla

 Y, diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante, sin atender a las voces que su escudero Sancho le daba, advirtiéndole que sin duda alguna eran molinos de viento, y no gigantes, aquellos que iba a acometer. Pero él iba tan puesto en que eran gigantes9, que ni oía las voces de su escudero Sancho, ni echaba de ver, aunque estaba ya bien cerca, lo que eran, antes iba diciendo en voces altas:

—Non fuyades10, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete.”

Viñeta para portada
Viñeta del cómic, en la versión en ruso para la web www.lamanchawines.com

Su hazaña y valentía no queda en saco roto y de las feridas causadas a los colosos con brazos de álamo negro, se vierten las gotas de sangre; una sangre que dará lugar al elixir más valorado en la llanura manchega en la vid de sus caldos.

El valor del Quijote en Japón

Éste fue precisamente el argumento en las viñetas para la slide de la versión en cirílico de la web https://lamanchawines.com/inicio/rus/    

Una atracción por el Quijote por el que sienten verdadera pasión en países de cultura lejana como en Extremo Oriente. En Japón, la lectura de la inmortal novela cervantina es obligatoria en los programas escolares, y la visita es cita hoy obligada para los turistas nipones que sienten una devoción especial cuando pisan por primera vez las faldas de los gigantes de viento.

Asocian y asumen como propios los valores del ideal caballeresco tan defendidos por el Quijote, como parte de su tradición e historia en los propios Samurai del Imperio Japonés.

Incluso, hay municipios como Campo de Criptana, en la provincia de Ciudad Real, que mantienen excelentes relaciones diplomáticas con la mismísima familia dinástica del país nipón.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here